COSECHA DE MAIZ

Características físicas y biológicas

Es importante determinar cuál es el tiempo exacto de la cosecha y si conviene adelantarla o no, en función de algunos elementos del cultivo.

La madurez fisiológica y la estabilización del porcentaje de humedad en los granos húmedos son los límites que imponen cuando cosechar.

Entre ambos límites se reducen las pérdidas posibles de rendimiento, se observa un balance entre el perjuicio del riesgo de perdidas y el beneficio del ahorro en costos extra de flete corto y de acondicionamiento de granos Los límites dependen, en definitiva, de la dinámica del porcentaje de humedad en los granos, que está vinculada a su vez con la dinámica de la acumulación de materia seca.
Durante el período de llenado de grano, que comienza en la floración y culmina con la madurez fisiológica, se distinguen diferentes subetapas según el proceso considerado.

El principio del período postfloración se lo denomina "cuaje" y allí no se observa ningún crecimiento apreciable, los granos en esta etapa son acuosos. Luego del cuaje se observa una etapa de muy activo crecimiento de los granos, o de llenado efectivo, en la que los granos toman un aspecto lechoso en sus comienzos, pastoso posteriormente y duro hacia el final. Todo este llenado efectivo y constante concluye en la madurez fisiológica, momento en que los granos ya no crecen más y el rendimiento máximo posible se ha alcanzado.

De madurez fisiológica en adelante solo pueden haber pérdidas de rendimiento, por perdidas de espigas y granos hasta la cosecha, riesgo que se equilibra con la reducción de costos de acondicionamiento que normalmente ocurre a medida que pasa el tiempo entre madurez y estabilización del porcentaje de humedad.

En cuanto a la acumulación de agua en el grano se observa una importante acumulación inicial, que alcanza rápido un valor máximo. Dicho valor se mantiene casi constante durante la mayor parte del período de acumulación de materia seca en el grano, finalizado el cual tiene lugar una fuerte caída del contenido de agua. Como el porcentaje de humedad es simplemente la relación entre el contenido hídrico y el peso fresco (de materia seca y agua) de los granos, el mismo declina fuertemente durante todo el llenado.

Luego de la madurez, cuando ya no hay más acumulación de materia seca, la disminución del porcentaje de humedad depende solo de secado de los granos, y consecuentemente el grado de humedad cae más lento cuando termina la acumulación de materia seca. Aquí importa el aire que los rodea por la diferencia de temperatura existente.

Se establece que a partir de madurez fisiológica, la perdida de humedad es en términos generales más lenta que durante el llenado de granos, pues no se acumula más materia seca.

Fuente: Agronoticias