ALIMENTACIÓN DE ABEJAS

La magnitud o cantidad de miel de reserva para la temporada de receso que se inicia (Otoño / Invierno), tiene directa relación con el tamaño de la familia de abejas. Se estima que cuando se trata de una familia grande, la reserva de miel debería ser de aproximadamente 18-20 Kilos.

Por tal motivo se debe colocar la mencionada ración alimenticia en un alza para tal objeto. Revisar la cámara de cría y extraer los marcos vacíos o semivacíos y reemplazarlos por marcos llenos de miel, en lo posible operculada.

Tomando en cuenta el irrefutable hecho de que el alimento complemento de las abejas es la miel, debemos considerar otras alternativas alimentarias que según las circunstancias nos pueden ayudar a solucionar un problema nutricional de la familia, evitándole así situaciones de hambre que comprometan la integridad de las abejas o bien para estimular la postura que esté retrasada por parte de la reina.

La administración de la alimentación artificial en las familias es un problema que se debe en gran medida a un inadecuado manejo del apicultor quien en forma desmedida cosecha la miel, sin dejarle a la familia, las reservas adecuadas para pasar un buen invierno y poder contar con reservas para la primavera. Se debe tomar la decisión de alimentar artificialmente a las abejas cuando la cámara de cría contenga menos de 10 kilos, de miel de reserva (aproximadamente 4 marcos de miel operculada).

Se debe buscar un equilibrio que sea beneficioso para ambas partes, a saber, el apicultor y las abejas.

A continuación detallaremos la preparación de algunos alimentos como sustituto para las abejas:

Alimentos Sustitutos

1. Azúcar Granulada o Azúcar Flor (SECA).

Se utiliza principalmente en casos de apuro en el cual es necesario proporcionar un alimento en forma urgente a aquellas familias que ya no cuentan con reservas de miel. Al comienzo de temporada, cuando los días son lluviosos o fríos y evitan la salida de las pecoreadoras en busca de miel y polen, la administración de azúcar molida seca, da un buen resultado.

La administración de este producto es bastante útil para prevenir casos de pillaje, ya que no hay emisión de olores que alteren la tranquilidad del apiario. Se aplica por lo general sobre un papel o cartón que se ubica directamente sobre los cabezales de los marcos. De esa manera las abejas acceden fácilmente a consumirla.

2. Jarabe Nutritivo.

Se trata de un jarabe espeso a administrar con el mismo objetivo anterior. Se prepara con: 2 kilos de azúcar + 1 litro de agua. Se hierve a fuego lento por un lapso de 10-15 minutos. Es necesario mantener una temperatura tal que evite que el azúcar se queme. Dejar enfriar el jarabe y administrar al atardecer, para evitar así actos de pillaje. Es recomendable poner piquera para evitar un posible pillaje en las colmenas alimentadas.

3. Pasta de Azúcar

Se utiliza a inicio de la temporada, recién salida de invierno teniendo la característica de ser semisólida. Se prepara con: 4 kilos de azúcar granulada + 1 litro de agua. Todo esto se calienta a fuego lento, esto se debe revolver constantemente para evitar que se queme o se caramelice. Se retira del fuego al momento que se evapore el agua. Revolver por algunos minutos y extender en una capa delgada en una bandeja la pasta, la que una vez enfriada se troza y se distribuye.

4.Pasta Alimenticia.

Además de suministrar miel, la adición de leche en polvo contribuye a suplir la deficiencia de polen que pudiera tener la familia. Se prepara de la siguiente manera:

Se mezcla: 20 % de miel, 20 % de leche en polvo o Sustituto lácteo para terneros, 60 % de azúcar granulada o azúcar flor. Por cada 0.5 Kg. de la mezcla, se agregan 70 cc. de agua potable o bien hervida o enfriada. Para preparar 1 kilo de esta pasta alimenticia se debe disponer de: 200 grs. de miel, 200 grs. de leche en polvo, 600 grs. de azúcar granulada o flor, 140 cc. de agua potable o hervida y enfriada.

5. Jarabe Estimulante.

Especial para estimular la postura de la reina. Util a principios de primavera; se recurre a el también en casos de crianza de reinas. Se debería proporcionar unos 30- 45 días antes de la fecha en que se inicia la gran mielada o recolección de néctar. Su preparación es a partes iguales entre azúcar (o miel) y agua, es decir: 1 lt de agua + 1 kilo de azúcar o miel. Se hierve a fuego lento durante 10-15 minutos removiendo constantemente. Se debe suministrar al atardecer, debido a la posibilidad de desarrollarse pillaje en el apiário. Se recomienda ir paulatinamente aumentando la administración de este jarabe día por medio.

Ejemplo: Día Lunes, 1 cucharada grande; Martes, Nada; Miércoles, 2 cucharadas grandes; Jueves, Nada; Viernes, 3 cucharadas grandes.

Esta técnica es también útil en casos de fusión de colonias, inicios con núcleos, etc. Es necesario tener cuidado en el caso de venir una primavera lluviosa o exceso de sequía. Esto debido a que al tener una gran familia, ella requiere de una gran alimentación y será necesario seguir alimentándolas adecuadamente. Si ocurre así tendrá entonces una gran familia que le augurará una gran cosecha.

6. Candy.

Se utiliza prácticamente para alimentar reinas que serán enviadas a lugares distantes. No es útil para alimentar a las abejas durante el invierno ya que se ablanda y puede aprisionar y matarlas. El candy se prepara con miel extraída de muy buena calidad o bien utilizando azúcar flor. Es necesario constatar la ausencia de almidón en el azúcar, debido a que es perjudicial para las abejas.

Su preparación consiste en licuar la miel hasta unos 60 C ° y dejar enfriar hasta unos 38 C °, momento en que se adiciona azúcar flor hasta transformar la mezcla en una masa dura no pegajosa. A continuación se espolvorea azúcar sobre una superficie lisa en la cual se amasará la pasta recién confeccionada al igual que la masa de pan. Se le irá adicionando azúcar hasta que no se pegue a la masa. Se estima que la proporción de la mezcla es de 2 partes de miel y 5 partes de azúcar flor, durando el amasado prácticamente una media hora. El candy ha sido bien preparado si conserva la forma que se le dé y no se pondrá pegajosa al colocarlo en una jaulita de reina a una T° de 26-27 C°.

7.Conclusión

Se establece que una de las principales causas de mortandad de familias en los apiario, se debe a la falta de alimento, lo que es de absoluta responsabilidad del apicultor, tanto por ambición en la cosecha, como por negligencia en alimentar.

La colonia debe quedar con una provisión de 18 kilos de miel aproximadamente, para su invernada.
En caso de alimentar artificialmente, el jarabe debe ser preparado adecuadamente y con estrictas medidas de higiene, para evitar diarreas. Se estima que una familia bien alimentada la hace vigoriza y fuerte, resistente a las enfermedades, plagas y saqueos.

Fuente: Proapis – Abejas Reinas de Chile || Artículo de E-Campo.com