La Espiritualidad

Nuestra espiritualidad tiene unas características muy peculiares y propias:

Con María junto a la cruz.

Como Siervas de María nuestra espiritualidad, no se puede concebir sin una devoción y amor sincero a la Santísima Virgen como Madre y modelo de vida consagrada, vida fraterna y de servicio a los demás.

Contemplativas en la acción: La Sierva de María trata de vivir en clima de oración, aun en medio de cualquier actividad, teniendo a Dios como centro, siendo consciente de su presencia y de su amor. Tanto la vida individual como comunitaria o asistencial debe estar impregnada del espíritu contemplativo.
"La Habitación del enfermo se convierte para ella en Santuario" donde Cristo es inmolado y en ese clima de oración, realiza su ministerio.

Abandonadas a la Providencia: Conscientes del amor y de la fidelidad de Dios la Sierva de María, vive totalmente abandonada en El. El espíritu de fe y la confianza en la Providencia de Dios, son la clave explicativa del Instituto. En la práctica de la Caridad hacia el que sufre, encamina sus pasos totalmente confiada y apoyada en Dios, dándose gratuitamente y esperándolo todo de las Manos Providentes de Dios Padre que "cuida de los lirios del campo y pájaros del cielo".

Cooperadoras con Cristo y María en la salvación de los hombres: Consagradas a Dios en la Iglesia, pretendemos vivir con espíritu evangélico, imitando a Cristo, asociadas a Él, prolongando su paso entre los enfermos, teniendo en María la Madre y Maestra, que nos conduce a la más íntima comunión con Jesucristo, buscando asegurar en nosotras su disponibilidad, para decir como Ella He aquí la Sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra.

Recuerden las Hermanas que los enfermos son "imágenes vivas del Señor y sírvanles como al mismo Señor".

El Cristo de Maria Soledad es el Dios hecho hombre, humillado hasta la muerte de Cruz, pero además, es el Cristo vivo, viviente en su Iglesia, en los enfermos.

La Eucaristía: centro de nuestra vida interior. La recepción de la Eucaristía ha de transformarnos en Cristo, ayudándonos a vivir concreta e intensamente la unión fraterna y a transmitir su amor al mundo.

Escuchar la Palabra de Dios, vivenciarla y compartirla…Escucha la palabra de Dios, quédate en silencio y deja que EL te hable.

Celebrar la Liturgia con gozo y en sinfonía con la Iglesia, oración pública de la Iglesia, obra de Cristo y su cuerpo místico nos asocia especialmente al himno de alabanza de Cristo al Padre.

La Oración, momentos de intimidad con el Señor, donde nos dejamos amar por El y donde se va fraguando poco a poco una amistad más honda, profunda y comprometida, para enamorarnos más de Él y de este modo estar abiertas a la escucha y búsqueda, para vivir nuestra consagración con más alegría y fidelidad.




"La vida de la Sierva de María
es una clara y explícita opción radical por Dios,
que se expresa en su opción radical
por la persona necesitada".



Etapas de Formacion


Ven y Sigueme Quienes Somos Que Hacemos Donde Encontrarnos Mas Informacion

Ser Feliz, es hacer algo por el Projimo

Callao 158 - (2000) Rosario - Telefax: (0341) 430-4024
sdmrosario@yahoo.com.ar - www.rosario.com.ar/siervasdemaria